ESP CAT/VAL
martes, 27 de junio de 2017
Málaga
Visitas 2299
Breve descripción de la Casa salesiana

 

CASA SALESIANA "SAN BARTOLOMÉ"

Eduardo Domínguez Ávila, 19
29014 MÁLAGA

Teléfonos:
952 25 15 00 (comunidad)
952 25 15 41 / 952 65 71 01 (colegio)
952 65 32 47 (fax)

Web:

Contactos:
D. Felipe Acosta Rodríguez (Director)
D. Juan Baena Serrano  (Director de Centro)
D. Antonio Merino Sánchez (Administrador)
D. Ildefonso Casas Nieto (Coordinador de Pastoral)
 

SEMBLANZA
De Utrera a Málaga. La segunda casa de nuestra Inspectoría se plantó a orillas del Mediterráneo, donde la luz, el sol y el desparpajo de los “boquerones” encandilaron a Don Branda y a los primeros salesianos. Una experiencia fugaz la de aquel 1883 que, ininterrumpidamente sin embargo desde 1894, sigue nutriendo de ilusión y futuro a los jóvenes y a las clases populares de un barrio en que se inculca el amor a la Auxiliadora desde las mismísimas entrañas.

HISTORIA

Tras una primera tentativa de presencia salesiana en San Bartolomé de Málaga en 1883 (febrero-septiembre), viviendo aún Don Bosco, tendremos que esperar hasta marzo de 1897 cuando los salesianos regresen a este Colegio. Son los años finales del siglo XIX, ciertamente duros para Málaga: regresión económica, miseria, marasmo, analfabetismo y convulsión social son la tónica reinante. Es en este triste marco en que los salesianos se hacen cargo de una institución antigua en Málaga, fundada ya en 1871 por el beneficiado de la catedral Don Eduardo Domínguez Ávila (1828-1904) y llamada por aquel entonces “Asilo de San Bartolomé”. Los nuevos inquilinos pronto le imprimirán su propio estilo educativo y pedagógico convirtiéndolo en el Colegio Salesiano San Bartolomé.
 
Momento de brillo el 30 de junio de 1907, cuando el Obispo de Málaga, Mons. Juan Muñoz Herrera, coronaba canónicamente la imagen de María Auxiliadora, la primera de España y la cuarta del mundo. Periodo lúgubre y doloroso el de julio de 1936 a febrero de 1937. El Colegio saqueado y convertido en centro de detención de la FAI, la iglesia convertida en cochera… y nueve salesianos asesinados.
 
Pero los salesianos reemprenden rápidamente la labor de reconstrucción imprimiendo al Colegio ese espíritu que lo impulsó a renacer de las cenizas. Nuevos pabellones, nueva iglesia, talleres actualizados a las nuevas necesidades educativas y laborales, dieron lugar al actual y moderno Colegio. Talleres de artesanos, atención a niños pobres y huérfanos y profunda devoción a María Auxiliadora son las tres constantes de este trabajo que mantiene en la actualidad: nueva Formación Profesional, atención a numerosos muchachos con Necesidades Educativas Especiales, de familias necesitadas... y una fortísima devoción a María Auxiliadora.
 
Antiguas, profundas y sanas raíces en suelo malagueño las del árbol salesiano que ha cobijado a su sombra, más que centenaria, a niños y jóvenes malagueños de los tres últimos siglos.

 

 

 

 

 

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad