ESP CAT/VAL
sábado, 18 de noviembre de 2017
Queremos escuchar
- Por: ANS
16/10/2017 - 221 Visitas


Editorial de la Agencia de Noticias Salesianas (ANS).

Nos llaman expertos en juventud. No estoy seguro si somos expertos pero los salesianos llevamos en nuestra ADN a los jóvenes, desde el momento en que don Bosco nos soñó, nos pensó en medio de los jóvenes. Nuestra identidad está unida de manera tan estrecha a ellos que no se comprende un salesiano lejano de los jóvenes.

Desde el inicio, comenzando por los primeros hijos de don Bosco y durante más de 150 años hacemos camino junto a los jóvenes de todo el mundo. Actualmente estamos presentes en 132 países y son miles los salesianos que comparten las alegrías y esperanzas de millones de jóvenes.

Nuestra presencia planetaria nos hace cada vez más conscientes que nuestros jóvenes están viviendo un momento especialmente complejo: para los jóvenes de hoy es cada vez más difícil encontrar su lugar en la sociedad, viven una profunda de crisis de identidad, se sienten desplazados, solos y traicionados en sus expectativas de futuro.

Estas incertidumbres y crisis nos interpelan y nos preocupan porque nuestra existencia está ligada a ellos de manera semejante a la de un padre con sus hijos y no podemos ser indiferentes lo que ocurre con sus vidas. Don Bosco lo expresaba de manera magnífica: “por ustedes estudio, por ustedes trabajo, por ustedes estoy dispuesto a morir”.

Nos sentimos interpelados por sus necesidades y nos preguntamos una y otra vez cómo servirlos mejor, cómo caminar junto a ellos sin perder el paso. Por esta razón compartimos plenamente el llamado que el Papa Francisco ha hecho a la Iglesia de confrontarse con la realidad juvenil, porque siempre hemos sabido que ellos son ‘savia nueva’ y que sus sueños son el motor de la historia.  

En nuestra experiencia de educadores y pastores la escucha de los jóvenes ocupa un lugar importante, adquiriendo características singulares. La escucha salesiana se funda y tiene su punto de partida en el amor (amorevoleza), por lo tanto “se escucha sin prejuicios, sin supuestos, sin exigencias y así se da espacio para poder dialogar desde la espontaneidad”, desde el corazón sin miedo.

El escuchar en esta clave salesiana además tiene un segundo momento tan esencialmente y se encuentra ligado al primero y se da en nuestro interior: es el momento de la reflexión en presencia de Dios, el momento de dejarnos interpelar y cuestionar con humildad a partir de los deseos, expectativas e incertidumbres de nuestros jóvenes interlocutores. En ellos vemos una chispa divina. “Los jóvenes son nuestra salsa ardiente”, Dios nos habla por medio de ellos.

El Filósofo Humberto Maturana dice: Para que el amar eduque hay que amar y tener ternura. El amar es dejar aparecer. Darle espacio al otro para que tenga presencia. “Queremos ser siempre - escribe San Pablo – colaboradores de tu alegría" (2 Cor 1,24).
Adjuntos
Escribe un comentario
Últimas Noticias

La Consejería de Educación utilizará estas conclusiones para regular la Formación Profesional
Los estudiantes de este colegio de Murcia presencian un juicio en el Ayuntamiento de Murcia
Si tuvierais enfrente al papa Francisco, qué le diríais?
El proyecto europeo de I+D+i AMIGO, liderado por edebé, llega en fase de rodaje en las escuelas.
 
Noticias Opinión

Artículo de opinión del salesiano Josan Montull.
7

nov

Artículo de opinión del salesiano Pablo Gómez publicado en el blog Salesianos Pastoral Juvenil.
Opinión de José Antonio Adell.
Editorial de la Agencia de Noticias Salesianas (ANS).
2

oct

Artículo de opinión de Pedro Ignacio Fraile publicado en Dabar.
Artículo de opinión del salesiano Josan Montull.
Editorial de la Agencia de Noticias Salesianas sobre la misión de la familia.
2

ago

Artículo de opinión del salesiano Josan Montull.
Artículo publicado en Odisur sobre la figura de don José Gálvez Ginachero.
ver más
 

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad